Quién descubrió los dinosaurios

qué persona descubrió los dinosaurios

Actualmente la palabra dinosaurio, así como su concepto y representación son muy comunes. Su uso es totalmente de dominio común y todos pensamos en criaturas gigantes en cuanto alguien los nombra. Los dinosaurios fueron descubiertos en el siglo XIX y también la palabra que los denomina. ¿Nunca te has preguntado quién descubrió los dinosaurios y cómo tuvo lugar todo eso?

En el año 1841, durante la reunión anual de la Asociación Británica para el Progreso de la Ciencia, Ricard Owen empleó la palabra dinosaurio por primera vez.

D. Richard Owen, que era anatomista, tenía que hacer una exposición de los reptiles fósiles descubiertos en su país. Durante la exposición hizo referencias a 3 esqueletos fósiles que no encajaban con ningún otro animal existente o fósil descubierto y catalogado. Los 3 esqueletos eran reptiles gigantes del tamaño de un elefante. La palabra empleada para denominarlos fue dinosaurio, que significa reptil terrible.

¿Significa esto que fue D. Richard Owen la primera persona en descubrir un dinosaurio?

La respuesta es no. A lo largo de los siglos, en numerosas ocasiones, se habían descubierto numerosos restos fósiles de dinosaurios y animales prehistóricos. Sin embargo, hasta ese momento no se habían clasificado en su mayoría, ni se había formulado ningún tipo de conjetura o hipótesis científica. Esto se debía a la fuerte presencia de la religión católica imperante en Europa y en la mayoría de los países occidentales. En el pasado, cualquier tipo de explicación o teoría científica debía encajar con lo recogido en la Biblia. Nada podía ir en discordancia con lo allí recogido. Sucedía tanto para explicar los restos fósiles de los dinosaurios como para justificar las estrellas y la posición de la Tierra en el centro del Universo.

En cuanto a lo que nos ocupa, durante siglos se consideró que todas las especies creadas por Dios lo habían sido desde el comienzo de los tiempos y que continuaban presentes hasta este momento. Ninguna criatura podría extinguirse ni surgir de repente como una evolución de su antecesor.

Todos los restos fósiles encontrados hasta ese momento debían hacerse encuadrar con los animales que existían en el planeta. Muchas veces la gente recurría a la fantasía, la mitología y las leyendas para explicar todo aquello a lo que no encontraban más explicación.

En muchas ocasiones los restos de grandes dinosaurios se transmutaban en leyendas sobre poderosos dragones, animales mitológicos, … A veces se usaban incluso para explicar los fenómenos meteorológicos. Existe recogida en China una leyenda de hace más de 2.000 años sobre los huesos encontrados que pertenecían a un gran dragón, cuando ahora sabemos que son restos de dinosaurios.

Cuvier y la polémica sobre si los animales pueden extinguirse:

En el año 1770, George Cuvier expuso la teoría de que los animales podían extinguirse. En esta teoría indicaba que quizá los restos fósiles que hasta ahora se habían hallado no encuadraban con los animales actualmente existentes porque no pertenecían a ninguno de ellos. Se trataba de restos de animales que habían desaparecido y ya no habitaban la Tierra.

Cuvier describió un animal desconocido hallado en Holanda. Los restos que se encontraron fueron unas mandíbulas fosilizadas de tamaño gigantesco. El francés denominó al ejemplar como Mosasaurus y lo describió como un lagarto marino de tamaño gigante y que se había extinguido.

Esta labor de Cuvier animó a otros científicos a avanzar por este camino y seguir investigando los restos fósiles hallados sin limitarse a encasillarlos dentro de los ejemplares existentes y conocidos.

En este mismo sentido, el matrimonio Mantell descubrió a principios del siglo XIX unos restos fósiles de dientes gigantes. Gideon denominó al ejemplar Iguanodon porque se parecía a una iguana pero de tamaño gigante, porque estimó que su ejemplar podría medir unos 12 metros. Poco después D. William Buckland denominó Megalosaurus a los restos fósiles de una mandíbula gigante encontrada en Inglaterra. Y todo ello antes de que la denominación “dinosaurio” se hubiera creado. La fiebre de los dinosaurios ya era imposible de parar. El mismo Mantel volvería a descubrir y denominar al Hylaeosaurus unos años después como un nuevo ejemplar de herbívoro extinguido.

A estas alturas la pasión por los antiguos animales gigantes ya se había disparado entre los científicos. La misma pasión que a día de hoy nos causan a todos nosotros. Aunque en ese momento era un mundo nueco a descubrir. Todos los restos estaban a la espera de ser descubiertos y catalogados. Y “bautizados”.

Los dinosaurios como grupo de animales

Como ya indicamos al comienzo de esta entrada, los dinosaurios reciben su nombre como grupo diferenciado en el año 1841. Es en ese momento, en el que Richard Owen establece la denominación “dinosaurio” cuando se crea el grupo de los dinosaurios como taxonomía específica y separada de los animales hasta el momento descubiertos existentes.

Sir Richard Owen advierte las similitudes entre los tres ejemplares descubiertos en los 3 restos fósiles encontrados en Inglaterra. El Megalosauro, el Iguanodon y el Hylaeosaurus compartían características comunes que los integraba dentro de un mismo grupo y que, a su vez, los diferenciaba del resto de los animales.

 

Desde el momento en que se catalogan y se produce la creación de un grupo especial y separado para los dinosaurios, comienzan a incluirse todos los restos fósiles encontrados en los diferentes continentes.

En algunas ocasiones esto dio lugar a errores y duplicidades. En algunos casos los errores tardaron mucho en ser descubiertos.

Hasta el momento se han encontrado y clasificado más de 800 tipos de dinosaurios diferentes. Todavía a día de hoy se han descubierto nuevos tipos de dinosaurios. La aventura continúa.

 

¿Qué te ha parecido nuestra entrada sobre quién descubrió a los dinosaurios? ¿Estás interesado en más información sobre los dinosaurios?

Si te ha resultado útil este contenido no olvides compartirlo con tus contactos. Seguro que a ellos también le gustará y nos ayudarás a seguir adelante con este proyecto dedinosaurios.

Si buscas más información relacionada, la tenemos aquí. En nuestra web. Puedes ver qué animales parecen dinosaurios pero no lo son , si los rinocerontes son dinosaurios o toda la información sobre el tiranosaurio rex.

 

a un grww de compartir... Email this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *